43 años de cárcel por matar a machete a su exesposa y amputarle la mano a su hijastro

Floresmino Cometa Carabalí mató el 24 de enero de 2016 en el barrio Obrero de Armenia, a su exesposa Rocío Ipia Hernández y le cortó la mano a su hijastro de 16 años, quien trataba de defender a su mamá.

El asesino fue capturado minutos después del homicidio, en sector cercano al lugar de los hechos y con el arma homicida aún en su poder.

Este lunes 22 de agosto fue finalmente condenado a 43 años y 2 meses de cárcel por los delitos de feminicidio y tentativa de homicidio.

De acuerdo con las autoridades, el sujeto intentaba que su excompañera retomara con él la relación sentimental, a lo cual la señora de 41 años de edad se había negado, razón que desencadenó la bestialidad del homicida.

La pareja tenía un hijo de apenas 3 años de edad, por el que ya habían tenido problemas judiciales, ya que Floresmino no respondía por él a cabalidad, por lo que la mujer había acudido a las autoridades en la búsqueda de ayuda para que este hombre entregara lo que económicamente le correspondía como padre.

Además de sus irresponsabilidades, el sujeto también había sido denunciado por maltratar a Rocío, quien solo dos días antes de su muerte acudió a una comisaría de familia en Armenia, para denunciar los maltratos de los que era objeto constantemente debido a los celos enfermizos de Cometa Carabalí.

Pero a pesar de las denuncias el desenlace de esta relación fue fatal, en medio de su rabia no solo mató a su exmujer, sino que le amputó la mano a su hijastro y causó heridas a una hijastra de 18 años.

En medio de toda esta tragedia hubo una buena noticia para el adolescente que había perdido su mano, pues de acuerdo con el diario La Crónica del Quindío, su extremidad fue reimplantada y tras varios meses de terapias el joven ha recuperado gran parte de la movilidad de su mano.

Deja un comentario