El Estado le dio la espalda a personero titular de Montenegro, que sufrió grave accidente

Anderson Farid Jaramillo Calvo, personero titular accidentado el día de su posesión.

Anderson Farid Jaramillo Calvo sufrió un grave accidente de tránsito el pasado 29 de febrero, mismo día en que se había posesionado como personero municipal de Montenegro.

El joven alcanzó a firmar el acta de posesión, pero aún así la alcaldía de Montenegro tuvo que retirar el pago de seguridad social dado que el Departamento Administrativo de la Función Pública, Dafp, emitió concepto en el que dictamina que el joven no se considera funcionario público por no haber ido a trabajar el primer día de contrato.

Anderson Farid, un abogado de 24 años, permaneció cuatro meses hospitalizado por una lesión en la columna vertebral, la cual conllevó una operación compleja que además afectó su sistema respiratorio. “Le tuvieron que hacer una traqueostomía porque el daño en las vértebras afectó los pulmones. En este momento se encuentra con una paraplejia, no puede caminar. Después de cinco meses, ahora está en la casa poniendo todo el empeño en su recuperación”, relató al diario La Crónica del Quindío, la madre del joven, doña María Eugenia Calvo.

De acuerdo con la señora, “desde mayo dejaron de pagar la EPS”, lo que les ha causado una crisis económica y emocional, por la que decidieron adelantar un proceso jurídico en el que esperan conseguir que se respeten sus derechos y el puesto que ganó en un concurso de méritos.

La señora relató, en las páginas del mencionado diario, que dejó de trabajar para dedicarse a la recuperación de su hijo, y en este momento no cuentan con ningún ingreso. “Los amigos y familiares son los que nos han apoyado con dinero para poder pagar la seguridad y garantizarle el tratamiento, medicamentos y terapias”.

Según Pedro Luis Villegas, amigo y representante legal de Jaramillo Calvo, la alcaldía de Montenegro suspendió el pago de la seguridad social y nunca canceló las incapacidades que emitía la aseguradora.

Fue así como decidieron interponer una acción de tutela en contra de la asministración municipal de Montenegro, con el fin de que continúen pagando la seguridad, cancelen las incapacidades y le aseguren el puesto que se ganó, porque en cualquier momento van a determinar que hay que abrir un nuevo concurso. Pero el primer fallo, emitido el mes pasado, salió favorable para la administración, argumentando que había otras instancias judiciales en las que se podían defender los derechos a los que se hacía referencia en la tutela.

De esta manera se apeló el fallo, pero unos días después se les informó que se declaró nula la primera sentencia, porque la juez no había vinculado a la EPS. Ahora estan empezando de nuevo y deben esperar a que el juzgado emita un fallo.

La preocupación mayor radica en que la vida de Anderson se pone en riesgo, si se negaran los medicamentos y tratamientos que necesita. “Esto no puede llevarse a un proceso que se demora años, esto hay que resolverlo pronto, porque la vida de él está en juego. Anderson era la persona que proveía el dinero en su casa, ahora no tienen cómo subsistir”, manifestó el profesional al diario quindiano.

Por último expresó que el joven “fue un excelente estudiante, lo becaron dos veces en la universidad La Gran Colombia por su rendimiento académico. El puesto se lo ganó por méritos propios y no puede ser justo que se lo quiten por una situación que le pudo ocurrir a cualquiera”.

 

“El concepto es de una entidad nacional, no de la administración municipal de Montenegro”

Valentina Carvajal Arroyave, directora jurídica de la alcaldía de Montenegro, afirmó a La Crónica del Quindío, que todo se ha hecho según los conceptos de instituciones como el Departamento Administrativo de la Función Pública, Dafp.

“Él se posesionó el 29 de febrero ante un juez, porque los concejales no sesionaron ese día en la tarde. El acta de posesión dice que tiene fechas fiscales y legales a partir del 1 de marzo. Después del accidente, nosotros estábamos en una inseguridad jurídica, porque no sabíamos si se le debía pagar o no. Por eso se procedió a continuar con la vinculación a la EPS, pero no se realizó la consignación del salario, porque nunca ejerció el cargo. Esto se hizo mientras definíamos la situación”.

Según la funcionaria, desde la alcaldía se hicieron diversos cuestionamientos al ministerio de Salud, al Departamento Administrativo de la Función Pública y al ministerio de Hacienda, planteándoles el caso y cómo se debía proceder.

Las entidades nacionales se demoraron varios meses en dar respuesta, pero aún así, según la funcionaria, la seguridad social del joven se siguió cancelando en un 100%, puesto que no había salario de donde descontar lo correspondiente al empleado.

“Finalmente nos tocó tutelar al Dafp, para que nos diera respuesta a nuestra solicitud. El comunicado dice que Anderson Farid nunca fue personero y que no alcanzó el estatus de funcionario público, por no haber ejercido su cargo en ningún momento”, justificó Carvajal Arroyave.

Por ahora, el concejo municipal se encuentra a la espera de otro concepto de la misma institución para determinar si se abre, o no, otro concurso de méritos.

“La Personería debe abrir otro concurso, es más, el concejo va a solicitar otra aclaración del concepto, porque lo que no quieren, ni los concejales ni el alcalde, es vulnerarle algún derecho”, concluyó.

Deja un comentario