Estos son los cambios que trae el Nuevo Acuerdo de Paz

Los jefes negociadores, alias Iván Márquez de las Farc y Humberto de la Calle del Gobierno. Foto tomada de: www.elpais.com.co

56 de los 57 grandes cambios que los promotores del No pidieron para el acuerdo de paz con las Farc lograron concretarse en la renegociación de ese pacto.

Así lo informó el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, al dar a conocer los principales aspectos del nuevo acuerdo de paz al que se llegó con la guerrilla, luego de varias semanas de negociación en La Habana.

El diario El País de Cali presentó un completo resumen en siete grandes categorías, para su más fácil comprensión, que desde 180grados.news compartimos para que cada quindiano pueda conocer los cambios.

Lea también: Gerente de campaña por el No en el plebiscito admite que manipularon mensajes y engañaron

Juzgamiento y cárcel para los guerrilleros

  • Una vez se desmovilicen y entreguen las armas, los guerrilleros de las Farc se tendrán que someter al Tribunal de la Jurisdicción Especial para la Paz, que es la instancia judicial especial que se creará para juzgarlos.
  • En muchos casos, especialmente de guerrilleros rasos, aplicará el indulto que ya se contemplaba en el primer acuerdo. Pero lo que se especificó en este segundo acuerdo es que para quienes se compruebe que no puede haber indulto, es decir, para los jefes y comandantes de las Farc, sí habrá penas efectivas de privación de la libertad.
  • En cada caso el Tribunal deberá definir los espacios concretos en donde deben estar los sancionados durante la ejecución de la pena. El Presidente y Humberto de la Calle dijeron que estos “nunca serán más grandes que una Zona Veredal Transitoria de Normalización”, lo cual indica que muy seguramente se optará por la figura de ‘colonias agrícolas’ para que paguen allí sus penas.
  • El Tribunal también debe definir los horarios en los que deben cumplir las sanciones restaurativas y establecer el sitio de residencia que tendrán durante la ejecución de la sanción. Se les impondrá el deber de solicitar autorización para salir de las zonas donde cumplan la sanción. Y el Tribunal definirá cada cuánto se debe verificar si efectivamente están cumpliendo con la pena que se les aplicó.
  • Se acordó que el tiempo que pasen en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, se les tendrá en cuenta como parte de la sanción, siempre y cuando en ese período desarrollen actividades de reparación a las víctimas.
  • Las Farc tendrán que declarar y entregar todos sus bienes, los cuales se usarán para reparar a las víctimas. Si no lo hacen podrán perder los beneficios que consagra el acuerdo.

 

Participación en política

  • El Presidente fue claro en señalar que los jefes de la guerrilla “no tendrán curules a dedo. Al contrario, tendrán que participar en las elecciones. Tampoco tendrán cargos en el Gobierno, como ha ocurrido en muchos otros casos. Pero sí podrán ser elegidos”. Es de recordar que el primer acuerdo le otorgó al partido que surja de la desmovilización de las Farc cinco curules en la Cámara de Representantes y cinco en el Senado durante dos períodos legislativos (ocho años), contados a partir de las elecciones de 2018.
  • Sin embargo, en el nuevo acuerdo se incluyó expresamente que el partido que surja de la reincorporación de las Farc no podrá inscribir candidatos a las 16 curules transitorias en la Cámara de Representantes que se establecieron para las comunidades y víctimas afectadas por el conflicto. Eso no estaba en el primer acuerdo, por lo cual se temía que por esa vía las Farc podrían tener incluso mayor presencia en el Congreso.
  • Se redujo desde el primer año en 30% la financiación al partido de las Farc para que quede en igualdad de condiciones con los demás partidos.
  • Quedó claro que la protesta social debe ser siempre pacífica, y que el Estado tiene la obligación de proteger los derechos de todos los ciudadanos.
  • Se eliminó la participación de las Farc en la comisión de protección y garantías de seguridad, así como las facultades de esa comisión para revisar hojas de vida, o ejercer facultades de inspección y vigilancia sobre las empresas de seguridad privada.

Le puede interesar: “En el Centro Democrático hay gente que no quiere que avance el proceso de paz”: Pacho Santos

Lucha contra las drogas ilícitas

  • El nuevo acuerdo obliga a todos los que se presenten a la Justicia especial de Paz (no solo a la guerrilla) a entregar toda la información relacionada con el narcotráfico de manera exhaustiva y detallada para atribuir responsabilidades. Esto significa que, tal como lo reclamaron los líderes del No, los jefes de las Farc deberán entregar la información sobre rutas del narcotráfico que manejaron, así como los contactos con proveedores y demás agentes de esta actividad criminal.
  • El Gobierno mantiene todas las herramientas para la erradicación, incluyendo la fumigación, además de los programas de sustitución para los campesinos.
  • No habrá formalización de ningún predio en Colombia sin que antes se constate que está libre de la presencia de cultivos ilícitos.
  • El acuerdo reconoce y robusteció el papel de la familia y de los grupos religiosos en la política de prevención y atención a los consumidores.

Jurisdicción Especial de Paz

  • La Jurisdicción Especial de Paz funcionará hasta por 10 años y solo podrá recibir solicitudes de investigación durante los 2 primeros años.
  • Las ONG no podrán actuar como fiscales y acusar. Solo podrán presentar información que será valorada y contrastada por los jueces y magistrados del Tribunal.
  • Todos los jueces del tribunal serán colombianos y tendrán las mismas calidades de los magistrados de nuestras Cortes.
  • Las tutelas contra decisiones de la Justicia Especial para la Paz podrán ser revisadas.
  • Los empresarios que no sean responsables de crímenes graves tienen la posibilidad de obtener la terminación de los procesos que hoy los puedan afectar en la justicia ordinaria.
  • Se logró una fórmula que garantiza a los soldados y policías, en servicio activo y retirados, acceder a los máximos beneficios del acuerdo, pero con total seguridad jurídica.

Sobre los aspectos económicos del acuerdo

  • El nuevo acuerdo ratifica el principio constitucional de que en Colombia se respeta la propiedad y la iniciativa privada, y de que a nadie se le puede expropiar por fuera de la ley vigente.
  • Se creará una comisión para revisar temas relacionados con la legislación agraria que no hacen parte del acuerdo anterior.
  • El catastro no modificará por sí mismo los avalúos de las tierras.
  • No se autorizarán nuevas zonas de reserva campesina, más allá del trámite normal, de acuerdo con la legislación vigente que hay sobre estas zonas.
  • Las inversiones del posconflicto se harán con respeto al principio de sostenibilidad fiscal. Se amplió de 10 a 15 años el plazo de implementación de estas inversiones.

Lea también: En el Quindío el Si al plebiscito solo ganó en veredas donde se vivió la guerra

 

Sobre los aspectos jurídicos

  • Solo se incorporarán al denominado bloque de constitucionalidad los temas de derechos humanos y de Derecho Internacional Humanitario (estos ya de por sí hacen parte de la Constitución).
  • El Gobierno será el único responsable de la implementación de los acuerdos. Las Farc ya no tendrán participación en ese proceso, pero se definió crear una comisión de seguimiento, impulso y verificación del cumplimiento de los mismos.

Sobre el tema de género

  • El nuevo acuerdo deja claro que no incorpora conceptos de la llamada ideología de género. Sin embargo, se garantizará que las mujeres, que han sufrido especialmente en el conflicto, sean tratadas con prioridad y que sus derechos como víctimas estén totalmente protegidos.
  • Se incorporaron los principios de igualdad y no discriminación, de libertad de cultos y se reconoció a la familia y a los líderes religiosos como víctimas del conflicto.

Deja un comentario